La vuelta en barco

Imperdible es la vuelta de la isla de Capri en barco. En menos de dos horas usted tendrá la oportunidad de ver toda la isla, con sus cuevas, calas y ensenadas en su mayor parte visible sólo desde el mar. Los tours permiten la parada a la famosa Gruta Azul, pero también la visita de las otras... coloreadas cuevas de la isla: la Verde, la Roja y la Blanca.

Telesilla de Monte Solaro y Cetrella

Por el contrario, con la subida a Monte Solaro de Anacapri con el telesilla se puede ver toda la isla desde su punto más alto, una panorámica de 360 grados del Golfo de Nápoles, la península de Sorrento y las islas de Ischia y Procida. De Monte Solaro también comienza el camino hasta el Valle de Cetrella, con el Museo de la Vida Rural Casa Mackenzie, la hermita de Santa María y las impresionantes vistas de los Farallones.

Las playas

Las playas de la isla de Capri son pequeñas y rocosas. Pero la playa de Faro, en Anacapri es la única isla donde se puede ver la puesta de sol en el mar. Aquí, además de la pequeña playa pública, también hay algunos balnearios tradicionales. A mitad del Camino de los Fortines hay la pequeña ensenada de Mesola, mientras que no muy lejos de la Gruta Azul hay una pequeña playa de Gradola que junto con la del Faro se declara "Bandera Azul".

El centro histórico de Anacapri

El centro histórico de Anacapri, donde se encuentra nuestro B&B, es una zona peatonal, corazón artístico e histórico del paìs. A lo largo de la céntrica Via Orlandi, animado por bares y tiendas típicas, hay la monumental iglesia de San Miguel, la iglesia parroquial de Santa Sofía, la galería de arte de la Casa Roja. La Plaza Victoria llega a la Villa San Michele de Axel Munthe, mientras La Plaza Diaz es la entrada a el barrio de Le Boffe. Desde el centro también inician todas las rutas de acceso a las áreas escénicas.

La Migliera y La Guardia

Desde el centro de Anacapri se llega al Mirador de Migliera en 30 minutos de agradable paseo en el campo de Anacapri. La vista se extiende desde los Farallones al Faro de Punta Carena, que al atardecer ofrece una vista inolvidable, tanto en verano como en invierno. Muy cerca se encuentra el Parque Filosófico, rodeada por en la vegetación mediterránea. En frente, un camino suspendido sobre el mar conduce a través de un denso bosque de pinos hasta la antigua Torre de la Guardia. Desde aquí se puede bajar por la empinada escalera de piedra que va al Faro. El panorama recompensa el esfuerzo...

El Camino de los Fortines

El Camino de los Fortines conecta los fuertes napoleónicos construidos por los franceses a principios del siglo XIX. Es un camino a lo largo de la costa oeste de Anacapri, a través de arroyos y vegetación mediterránea, en un paisaje que varía de las zonas rocosas a la más suave llenas de verde. A su lado, el mar abierto, mientras que el camino está marcado por los libros de baldosas incrustadas en las rocas, con los nombres de plantas y animales típicos de la zona.

La Escalera Fenicia

Única vía de acceso desde a Anacapri antes de la construcción de la carretera en el siglo XIX, la Escalera Fenicia hasta el siglo pasado se recorría diariamente por las mujeres de Anacapri trayendo sobre la cabeza materiales de construcción o agua dulce. Con sus 900 escalones, la Escalera Fenicia comienza al lado de la Villa San Michele, cruzando la antigua puerta de Anacapri, y en 30 minutos termina no lejos del puerto de Marina Grande. A mitad de camino, se encuentra la capilla del siglo XVII de San Antonio de Padua, amado patrón de Anacapri.

La Villa Imperial de Damecuta

Probablemente dedicada a Juno "Domiduca" que escolta a la novia y el novio, la Villa Imperial de Damecuta es el segundo más importante sitio romano de la isla de Capri, después de Villa Jovis dedicada al divino consorte Júpiter. Las ruinas se extienden en un gran bosque de pinos, suspendido sobre el Camino de los Fortines y la Gruta Azul. Por encima de todo se encuentra la torre medieval de Damecuta, con sus almenas "cola de milano".

Sendero al monte Cocucchio

Esta ruta poco conocida, se recomienda a aquellos que practican la escalada, siendo especialmente pronunciada en el sector medio. El sendero conecta el Belvedere de la Migliera con la montaña Cocucchio, cerca de la estación superior del telesilla de Monte Solaro. Se puede viajar en ambas direcciones, pero se recomienda empezar desde la Migliera hacia arriba. En el camino se puede disfrutar de todo el espectacular lado sur de la isla, desde el faro de Punta Carena a los Farallones.